Migrar a Wifi suena muy bien y es “económico” pero…

Migrar a WiFi no es la solución más recomendable para la transmisión de eventos de alarmas. Un gran porcentaje de las redes WiFi tiene fallas de seguridad y son vulnerables a ataques cibernéticos que no son tan complicados de ejecutar.  De ehcho es muy popular en la web encontrar aplicaciones, blogs e instructivos para esta actividad.

Además, especialmente en las instalaciones residenciales, la red WiFi puede ser administrada por los usuarios, permitiendo cambios de nombre y actualización de contraseñas. Esto no solo es un riesgo para el sistema de seguridad sino que va a aumentar los requerimientos de servicio técnico posteriores a la instalación.

¿Y qué tal si uso un canal de respaldo con el WiFi?

El canal principal de comunicación de un sistema de alarma debería ser el más fiable de todos. El objetivo es enviar la señal lo más rápido posible al centro de monitoreo ya que en una emergencia los segundos son valiosos.

Usar WiFi como canal principal y otro método como secundario, significa que se van a perder segundos e incluso minutos muestras los sistemas de alarma hacen el cambio de tecnología.

Pero migrar a WiFi es muy económico

En el momento de migrar e implementar lo es. Sin embargo, con el largo plazo su equipo de servicio notará un incremento en los servicios correctivos asociados al funcionamiento y administración del WiFi, convirtiéndolo en parte del soporte de Internet del cliente.

¿Entonces en caso de requerir un servicio vía Internet, qué hago?

Lo más recomendable es usar dispositivos con el estándar de comunicación Ethernet, es decir que tengan una conexión cableada, directa a los equipos de red. Estos equipos suelen venir acompañados de conectividad del tipo celular, tecnología que los hace más robustos.

¡En solutec tenemos las mejores opciones de migración del mercado!

Conozca nuestros comunicadores de alarmas LTE